La web social: la batalla que se está librando

El mayor problema de Google es la web social. A pesar de estar en todo lo que se mueve online, nunca ha sido capaz de dominar este aspecto clave de internet. Quizá porque su núcleo de negocio son las búsquedas, nunca ha intentado ser la punta de lanza en este sector, dejando hacer a los demás para después copiar lo que funciona. Pero los datos son claros ya: Facebook es la herramienta que más se utiliza para compartir noticias y puede ser un foco de competencia directa tanto en búsquedas y email como en publicidad. Y más si se alía con sus competidores directos en ambos ámbitos.

No es que Google se haya olvidado del tema, ya que ha lanzado varias aplicaciones de tipo social, como Orkut y OpenSocial, pero no ha conseguido calar entre los usuarios. Y lo tiene difícil si no ofrece algo más que Facebook y Twitter, dos servicios totalmente implantados en el usuario. Y cambiar las costumbres del usuario es difícil.

Si Google Wave es el futuro, Google Buzz es el presente (TechCrunch).

Google Buzz es el intento más serio de la compañía para construir una red social. Imagina mostrar en la misma herramienta servicios como Twitter, Yammer, Foursquare, Yelp y otros, de forma similar a FriendFeed. Ahora imagina que es en Gamail donde se muestra todo. Eso es Google Buzz, el presente. Google Wave es el futuro, una herramienta para la que el usuario todavía no está listo, pero que será la plataforma para una nueva web.

Las ambiciones de Google no son a corto plazo. Puede esperar y competir en el presente aumentando una base que ya cuenta con 170 millones de usuarios (Gmail). Con Buzz no solo quiere mostrar otra opción más en el ya inmenso y revuelto mundo de las redes sociales, sino que quiere ordenar el lío, algo que nadie está haciendo. Por ejemplo, planea ocultar mensajes rápidos tipo “brb” o auto-colapsar items que no tienen mucha actividad. El problema es que Facebook es un gigante social con 400 millones de usuarios activos.

El tema se complica cuando a lo anterior se le suma el acceso móvil a internet, al que se le añade un elemento nuevo y único: la localización y además en tiempo real. Google Buzz pretende incluir todos estos elementos en un solo punto. El problema es que, por ejemplo, Twitter tiene tanto éxito porque es simple, pero Google Buzz es bastante más complicado de usar.

Por lo tanto, la batalla parece que se va a dar entre Google y las aplicaciones Twitter y Facebook como la mejor forma de compartir contenido online. Google ya ofrece una herramienta que simplifica el uso de todo el resto de redes sociales en una además de una gran experiencia móvil con geolocalización incluida.

La pregunta entonces es: ¿logrará Google que la gente use esta herramienta, que use Gmail Buzz? Yo creo que si solo se ofrece a través de Gmail, no. Quizá cuando el público esté listo para Wave las cosas cambien en favor de Google, siempre y cuando Facebook no haya dado el golpe definitivo en lo que a redes sociales se refiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.