El CEO de Google, Eric Schmidt, ofrece ayuda a los periódicos insultando a los bloggers

El CEO de Google, Eric Schmidt, se reunió con un grupo de ejecutivos de la industria periodística para ofrecer sus puntos de vista sobre la crisis y el futuro del sector. Dijo algunas cosas interesantes, como que el modelo de negocio de los periódicos tiene que cambiar, y que Google va a ser una parte importante de ese cambio:

Tenéis una crisis de modelo de negocio, no una crisis de noticias. Los periódicos volverán a hacer dinero, pero será de la publicidad online y un modelo de suscripciones de pago.

Ya también:

Las empresas deberían centrarse en personalizar el contenido y diseminar noticias a través de los dispositivos móviles, negocio en el que está muy involucrado Google.

Se desarrollarán nuevas formas de hacer dinero, y Google está trabajando en esas formas.

El tema de desacreditar a los bloggers, llamándoles chapuceros, puede tomarse en ambos sentidos. Para mí tiene razón, ya que la gran mayoría de los blogs son personales y amaterus, por lo que los bloggers profesionales o que cuidan mucho no solo la escritura, sino la edición y la editorial no deberían sentirse aludidos:

Hay un arte en lo que haces. Si estás confundido sobre el valor de los editores periodistas, mira al mundo del blog. Es todo lo que necesitas saber.

Simplemente creo que quiere recalcar el valor de la calidad en la forma de escribir y ofrecer las noticias, de ser un profesional. Google tiene miles de millones de bloggers que muestran AdSense, y mucha plantilla también escribiendo blogs. No creo que haya sido un desliz, sino que muestra una realidad. La inmensa mayoría de blogs son amateurs, los periódicos son profesionales. Unos más que otros claro.

3 opiniones en “El CEO de Google, Eric Schmidt, ofrece ayuda a los periódicos insultando a los bloggers”

  1. Hay muchos blogs de muy buena calidad, independientemente de si son amateurs. Y en los periódicos yo ya he leído muchas “pífias”. O ssea que ni los blogs son tan malos ni los periódicos tan buenos.

  2. Claro, como si un periódico fuese más profesional en el manejo de la información que un blog, simplemente por que es una empresa montada.

  3. El dilema es el de siempre: ¿Qué vara de medir es la que separa al “buen periodismo” del “aficionadillo”? ¿Quién tiene la autoridad moral/profesional que le permita establecer tal separación? El problema de las palabras de Schmidt es que huele a fascista que asusta… Demasiado “tufo” a monopolio…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.